Insecto Palo


Los machos tienen el abdomen delgado y cilíndrico, mientras las hembras lo presentan ancho y con unas expansiones características cerca del extremo posterior. La foto muestra una pareja de insectos adultos.

Cuando alcanzan la madurez se aparean y ponen varios huevos diarios durante algunas semanas. Los huevos, de color pardo, tienen forma de barril, de unos 3 mm de longitud, con relieve superficial y un opérculo bien visible.

Alimentación y cuidados

Se alimenta de hojas de zarza (Rubus sp.), zarzamora, rosal (Rosa sp.), escaramujo o rosal silvestre y afines, y aunque es capaz de consumir otras especies, la zarza silvestre parece ser la preferida, en especial las hojas de color verde más intenso. Algunos ejemplares incluso rehusan consumir otra cosa que no sea zarza.

InsectarioSituando en el insectario algún pequeño recipiente con agua en el que introducir los extremos cortados de los tallos de zarza, éstos permanecen frescos varios días. Da buen resultado colocar una malla de nailon (como la de las bolsas de naranjas) cubriendo la boca del recipiente para evitar la caída al agua de los insectos pequeños a la vez que permite introducir los tallos.

Es importante mantener los animales al abrigo de corrientes de aire y no se deben colocar tampoco expuestos al calor, como por ejemplo sobre radiadores de calefacción.

El terrario-insectario debe cerrar bien, no dejando espacios abiertos que permitan el paso de los insectos, pues aunque durante el día permanecen prácticamente inmóviles, e incluso a veces parecen estar muertos cuando se les perturba, durante la noche manifiestan gran movilidad y se escapan fácilmente por cualquier resquicio, es especial los ejemplares jóvenes. Viven bien en terrarios de vidrio, que mantienen una elevada humedad en su interior, aunque hay que ventilarlo lo suficiente y, cada dos a cuatro días, limpiar el fondo de excrementos, recoger los huevos si los hubiere y renovar el alimento en caso necesario.

Macho de LamponiusSe pueden manipular sin temor pues son completamente inofensivos. A veces tienden a agarrarse a las manos y caminar, siendo también frecuente que adopten la inmovilidad absoluta, simulando "estar muertos" como estrategia defensiva. A pesar de su tamaño, son frágiles y es preciso tener cuidado de no arrancarles algún miembro al intentar separarlos de los tallos y hojas cuando se cambia el alimento. También hay que ser precavido para no tirar alguno al cambiar el alimento, pues agarrados a los tallos pasan fácilmente desapercibidos.

Bajo ningún concepto se deben soltar en la naturaleza. La liberación de especies foráneas siempre supone el riesgo de ocasionar un daño ecológico de resultados impredecibles.

Reproducción

Al alcanzar la madurez ponen a diario huevos sueltos en el fondo del insectario.

Huevos de Lamponius Los huevos se distinguen de los excrementos por su forma regular, de barril, con un opérculo en un extremo y una especie de marca de forma acorazonada en un lateral, se trata de la placa micropilar. Son algo menores que un grano de arroz, de color pardo y muestran relieve en su superficie. Lo más característico es la presencia de una especie de tapadera u opérculo, que se abrirá en la eclosión.

Es conveniente retirar los huevos y situarlos en otro recipiente para no perderlos en la limpieza y saber cuando nacen nuevos ejemplares. Se recomienda mantenerlos sobre un sustrato de turba con algo de humedad pero esto provoca el crecimiento de hongos. Basta con colocarlos en alguna caja de plástico transparente para vigilar la eclosión.

Detalle del huevo de Lamponius: placa micropilarLos huevos pueden tardar en eclosionar más de cuatro meses, hasta siete en algunos casos, en función de las condiciones ambientales. Si se incuban bajo una calefacción suave eclosionan antes pero las ninfas tienen menos probabilidades de supervivencia.

Al no haber sido puestos al mismo tiempo, irán eclosionando día tras día durante cierto tiempo. Suelen hacerlo durante la noche, teniendo el juvenil un aspecto similar al del adulto pero de muy pequeño tamaño y color muy oscuro, con una longitud de alrededor de 1,5 cm. Inmediatamente se pueden colocar en el mismo terrario junto a los adultos pues pueden convivir sin problemas, tan sólo hay que tener más precaución durante la limpieza por su pequeño tamaño y su tendencia a escapar.


Votar:



 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.